TG-1 * Transgallaxys Forum 1

Aktuell im WWW => Hinweise auf Neues/Interessantes/Wichtiges im WWW => Topic started by: Carmalion on August 01, 2011, 03:34:20 AM

Title: Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico
Post by: Carmalion on August 01, 2011, 03:34:20 AM
http://juarezenlasombra.blogspot.com/

[*quote*]
Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico

Copyright © 2010 Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico- All Rights Reserved
miércoles 27 de julio de 2011
Dos semanas: sin rastro de Nancy Navarro (y una esperanza)

Dos semanas sin saber dónde está, si habrá comido, dónde descansará, si estará bien: Nancy Navarro. Desaparecida. En el centro de Ciudad Juárez.

Esta mañana Lucy se levantó a las seis de la mañana. Alistó la ropa de su esposo para que fuera a trabajar como mesero a un restaurante y soñó en poder decir una sola frase: Nancita, ven a almorzar. ¿Qué quieres?

Y ella quiso haber escuchado que su hija quería un huevo en torta, con salsa de tomate, chorizo, tomate y cebolla.

"Lo más duro es despertarte y no ver a mi hija. Me tiene angustiada que esté triste, esté pensando en su bebita, en nosotros. Mi dolor es tan profundo que no se lo deseo a nadie", afirma Lucy Muñoz, mamá de Nancy y de tres pequeños más.

"Ahora que mi niña aparezca nos vamos a ir las dos a estudiar. Y no la voy a dejar sola a mi niña, ni a ninguno de mis hijos. Ahora tengo más esperanza", subraya.

La esperanza la tuvo al ser recibida hoy por el Secretario de Seguridad Pública Municipal Julián Leyzaola, tras sufrir el lunes disparos de la Policía Federal en el vehículo blindado en el que viajaba mientras morían 17 reos en la prisión del Cereso Municipal en un suceso todavía no aclarado.

El encuentro duró unos 50 minutos. Y se produjo tras contactar con él en un evento público y solicitarle una cita. En la reunión, Leyzaola -que llegó de Tijuana para asumir su cargo en Juárez en marzo- prometió a la mamá de Nancy Navarro que va a tener resultados.

"Inspira confianza y te da la impresión que es una persona que viene a arreglar las cosas, con mano fuerte, no se ve que tenga compromiso con nadie. Le vamos a pedir que Dios le ilumine y lo cuide para que nos regrese a Nancy y todas las niñas desaparecidas", afirma Lucy, que trabaja limpiando casas.

A la entrada de la estación de Policía Babícora, donde tuvo lugar la reunión, la mamá de Nancy Navarro vio que en el pizarrón no había ninguna foto de niñas desaparecidas.

 "Eran puras pesquisas de niños. Uno piensa que no más las niñas se pierden y en los niños también está pasando".

Y Lucy puso la de su hija de 18 años: tez blanca, cabello chino con rayos y ojos grandes rasgados. Y al salir de la oficina le dijo al Secretario de Seguridad Pública Municipal Julián Leyzaola:

-"Si me encuentra a mi Nancita le traigo tamales y champurrado".

Y él no más se rió.



*FOTO: aquí puedes ver a la mamá de Nancy Navarro con la foto de su hija, desaparecida. Lucy sale todos los días por las calles de Juaritos en busca de su hija mayor, que desapareció el 13 de julio al tomar una rutera a las 11 de la mañana desde la colonia Francisco I. Madero al centro de la ciudad, donde se dirigía a buscar trabajo. En la noche, oración en su casa con su famila, amigos y vecinos. En la tarde de mañana jueves habrá una misa en su hogar para rogar el regreso de Nancy.
 Publicado por Judith Torrea  en 23:04 3 comentarios 
miércoles 20 de julio de 2011
Buscando a su hija, Nancy Navarro: de mamá a detective: las autoridades no activan el Protocolo Alba de búsqueda


En casa de Lucy Muñoz hay unas lonas con una misma foto, unos niños que lloran y una ausencia, Nancy Navarro: desde hace una semana.

En una mesa, hay un cuaderno. En él, apunta todo lo que ha averiguado desde que su hija tomó la ruta desde la colonia Francisco I. Madero al centro de Ciudad Juárez; diseña una estrategia de búsqueda, y escribe cómo podría llegar a conversar con las autoridades para que su hija aparezca.

También, hay ocho veladoras, una por cada día "para que no le falte la luz de su familia y me la regresen". Es como la mamá de Nancy Navarro intenta no derrumbarse.

"Yo pensaba que para el día de hoy íbamos a tener a Nancy", dice Lucy, de 37 años.

Noches eternas: con sus días. Sin querer comer: sólo buscarla. Son las 11 de la mañana del miércoles 20 de julio. A esa hora, fue la última vez que vio a su hija antes de ir a buscar trabajo.

Desde que desapareció, ha recorrido las calles de Juárez con vecinos, amigos y familiares, ha colocado mantas en los principales puentes de la ciudad con la foto de su hija, ha protestado en la Fiscalía General del Estado, ha intentado conversar con el gobernador del estado de Chihuahua, César Duarte en su visita a Ciudad Juárez para apoyar a empresarios que buscan cambiar la imagen de Ciudad Juárez: en un martes con 6 asesinatos.

"Intenté hablar con el gobernador pero me engañaron y (sus colaboradores) me llevaron con un psicólogo", explica.

En una semana, esta madre de cuatro hijos se ha convertido en una detective. Piensa que el secretario de seguridad pública Julián Leyzaola debe de establecer un operativo con mujeres policías encubiertas para encontrar a su Nancy, de 18 años, y a todas que han desaparecido cuando van a buscar trabajo al centro de la ciudad.

"Estamos exactamente donde estábamos, en nada. Tiene que acabar con esto, dónde está la trampa, qué es lo que está pasando desde hace 18 años que nuestras hijas desaparecen", dice la mamá, que trabaja limpiando viviendas.

Pregunto a Arturo Sandóval, vocero de la Fiscalía General del Estado, cómo están buscando a Nancy Navarro. "Estamos viendo cómo implementar el nuevo Protocolo Alba".

Es decir, que las fuerzas de seguridad no están coordinadas buscándola conforme a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en contra del estado de mexicano por el caso del campo algodonero. Sólo han abierto el expediente tras la denuncia.

Y siguen sin implementar el Protocolo Alba de búsqueda, a pesar de que el 23 de mayo se celebró una reunión en la que asistieron entre otros Laura Carrera Lugo, comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el fiscal Jorge González Nicolás y el fiscal general del estado, Carlos Salas, entre otros, para diseñar, al fin, el nuevo Protocolo Alba tras dieciocho años de desapariciones de mujeres (pobres y bellas).

Esta mañana Lucy preguntó a varios policías municipales y federales si sabían de la desaparición de Nancy Navarro. Ninguno de ellos supo de qué les hablaba. Y ella les dio fotos, les habló de su hija, y les rogó que la buscaran, que hicieran su chamba: ya merito.

FOTOS: Lucy Muñoz con su esposo José Adrián Navarro en una marcha para encontrar a Nancy.
Hoy han sido asesinadas 9 personas en Juaritos. Tres de ellas en la misma colonia donde vive Nancy Navarro, donde el pasado mes de enero fueron asesinados 7 jóvenes que jugaban al fútbol. Ahora, los tres estaban viéndolo.
 Publicado por Judith Torrea  en 11:33 4 comentarios 
viernes 15 de julio de 2011
Desaparecida: Nancy Navarro, 18 años, sin noticias desde hace dos días


Nancy Navarro. 18 años. Mamá soltera de Briana, de año y tres meses.
Mallas negras, zapatos negros bajos, blusón de tirantes gris con blanco y un cinto negro. Es miércoles, 13 de julio. Colonia Francisco I. Madero. En Ciudad Juárez. Las 11 de la mañana:

-Mamá voy a ver si me dan trabajo, voy a ir al centro, a Modatela, a los puestos de telas.

-Andale pues m'hija, mucho cuidado.

Desaparecida.

Siete de la tarde: Lucy Muñoz, la mamá de Nancy, comienza a inquietarse. Su hija no ha regresado en la ruta. Le llama al celular: apagado. Le vuelve a llamar: apagado.

Decide salir en su busca. Toma la ruta -ese pésimo transporte público de Juaritos para los más pobres que convierte las distancias en eternas- . Va a los hospitales, a la Cruz Roja, al Semefo (Servicio Médico Forense). No la encuentra.

Intenta poner una denuncia. Le dicen que tiene que esperar 24 horas para hacerlo, para darla como desaparecida. Y Lucy se pregunta cómo puede explicar a las autoridades qué necesita ya su ayuda, que le urge que la encuentren lo antes posible, que su Nancy Navarro nunca sale de la casa, no más para trabajar (hasta el viernes pasado en la fábrica maquiladora Lear), que adora a su pequeña, que es una buena chava, que no llevaba ropa, que sólo salió con un bolso de mano, chiquito, color blanco y negro, y sus documentos para encontrar trabajo.

Llega la noche. Briana Naomi, la bebita de Nancy está inquieta. Quiere dormir y busca a su mamá, unos pechos en los que cobijarse, el alimento que todavía disfruta. La pequeña llora.

Lucy, de 37 años y mamá de Nancy, sólo tiene un deseo, en este día de calor recio en donde el termómetro se acerca a los 40 grados centígrados. "Quiero que aparezca ahora mi hija bien. Anoche, se me hizo tan larga la noche...".

Sus otros hijos, de 13, 7 y 5 años, la consuelan.
"Me ven llorar y sienten el dolor, y sienten lástima que yo esté llorando. Ya no sé si tengo mis ojos rojos de no dormir o de llorar", afirma.

Pasa un día. La mamá de Nancy pone la denuncia. Nancy está oficialmente desaparecida pero su desaparición permanece en silencio por las autoridades.

Llamo a la Fiscalía General del Estado, encargada de buscarla. Pregunto por ella. Me dicen que no saben del caso.

Veladora blanca en el comedor del hogar de los Navarro Muñoz. Un papelito con el nombre de Nancy, y un vaso con tres cuartos de agua.
José Adrián Navarro, el papá de Nancy no ha ido a trabajar como mesero en un restaurante. Acaba de regresar de intentar buscar a su hija. El por un lado, su esposa por otro, las amigas de Nancy por otro. Han fotocopiado la foto de su hija. Mil veces.

Los vecinos llegan a esa hora de la noche donde decides que mejor es regresar a la casa. Los familiares. Hacen oración. Son católicos.
"En estos momentos quienes se quieren arrimar a darnos unas palabras son bien recibidos, no importa que sean de cualquier religión", afirma la mamá de Nancy.

En la tienda Modatela no la vieron llegar. Tampoco hay una solicitud de empleo de Nancy Navarro. El último que la vio, por ahora, fue un vendedor de aguas de sabores en la parada de la ruta. Eran las 2 de la tarde del miércoles. Nancy estaba sola. El, no supo adónde agarró en esa zona del centro de Juárez donde las muchachas desaparecen. Como desde hace 18 años.

*FOTO: Aquí puedes ver a Nancy Navarro, en una foto cedida por su familia para ti. Te ruegan que les ayudéis a encontrarla.
 Publicado por Judith Torrea  en 17:26 35 comentarios 
lunes 11 de julio de 2011
La maestra Miss Ana, liberada: de las autoridades mexicanas


Globos en las rejas del fraccionamiento cerrado donde vive. Una pancarta con un Bienvenida Anita. La portan unos niños. Y la maestra Miss Ana entra: los pequeños saltan, la rodean, la abrazan.

"Gracias, muchísimas gracias por el apoyo", dice esta juarense de 35 años y aspecto de niña buena.

Recuerdos que surgen y con ellos, las lágrimas, las preguntas. Piensa en sus compañeras en este tiempo de encierro, las que conoció en el Cereso municipal de Ciudad Juárez, tras 45 días en prisión, y sin ninguna indemnización, una disculpa de las autoridades: porque en México eres culpable hasta que se demuestre lo contrario.

Y me habla de ellas mientras la música de una orquesta en vivo suena en el jardín del fraccionamiento y los vecinos comparten taquitos en una fiesta soñada para la maestra inocente. Como en los viejos tiempos en Juaritos.

Comienza por Juana Imelda Cereceres. "Es una joven que también le pusieron droga en la llanta de su carro, vive en el penal con su hijo de 2 años porque no tiene quien lo cuide y a raíz de esto a su mamá le dio una embolia. Es de muy bajos recursos y está deseseperada, no tiene quien le apoye aquí afuera", dice Miss Ana.

Continúa con Marta Mar. "Está por un caso de lavado de dinero, ella abrió una cuenta de banco, la dejo de utilizar y la utilizaron para hacer lavado de dinero haciendo transferecias grandes de dinero cuando ella ni cuenta se había dado", afirma la maestra.

Y Miss Ana seguiría conversando de muchas otras. Sostiene que "el 60 por ciento (de las mujeres que están en la cárcel del Cereso municipal) son inocentes".

La maestra Ana Isela Martínez Anaya, conocida como Miss Ana, se convirtió en culpable el día en que el Ejército mexicano la detuvo poco antes de cruzar a El Paso (Tejas) por la línea Exprés, para dirigirse a su trabajo de maestra. Como desde hace 8 años.

Abren su maletero: 50 kilogramos de marihuana. Sembrados.

Súplicas a los soldados. Una llamada rápida a su esposo. La esposan. A la cárcel. De ahí, pasó al juez que nunca creyó en su inocencia, ni cuando sus abogados demostraron la buena conducta de la maestra con los testimonios de varios sacerdotes, ni sus premios como maestra del año en El Paso.

La maestra mexicana estaba a punto de ser sentenciada de 10 a 25 años de prisión cuando las autoridades estadounidenses, el FBI, desmanteló una banda que operaba entre Ciudad Juárez y El Paso y que confesó que había cargado con droga a varias personas que cruzan diariamente por la línea Exprés, entre ellas a Miss Ana.

Pero ella tuvo buenos abogados o quizá fue un milagro, como la maestra lo califica. Porque la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) reconoce que hay otras siete personas inocentes (según las autoridades estadounidenses) y que siguen en prisión en Ciudad Juárez porque sus abogados no han solicitado una revisión del caso.
Y porque aquí aunque denuncies que en tu automóvil te acabas de encontrar con una maleta extraña, que no es la tuya, y en esta hay droga, pasas de inmediato a ser culpable, a ser esposado, encarcelado, y si tienes la suerte de pagar un buen abogado, quizá se haga justicia y salgas al exterior de una ciudad donde el 97 por ciento de los crímenes son impunes, según datos de la Fiscalía General del Estado.

Antes de la celebración con sus vecinos y amigos, estuvo en la iglesia católica del Sagrado del Corazón, con sus dos hijos de 6 y 3 años de edad, y su esposo. Con su comunidad dio las gracias por haber sido liberada. Y rezó: por las que se quedaron.


***Los asesinados de este lunes fueron 7. Un adolescente a la entrada de un centro comercial junto a otro adulto, hacia las 2 de la tarde.
 Publicado por Judith Torrea  en 16:11 8 comentarios 
jueves 16 de junio de 2011
Mujeres atrapadas por el narco (y la injusticia)



Sonríe, llora, sonríe. A veces, cuando mira la foto de su pequeño, situada a un lado de la cama, su expresión risueña se inyecta de alegría, después de tristeza. En ella hay un arcoiris de emociones.

A su tesoro lo tuvo en la prisión del Cereso municipal de Ciudad Juárez, donde sobrevive desde hace tres años.

Todo comenzó (más o menos) así. Ella, con su novio. Con el padre de su hijo.

"Yo estaba bien enamorada y un día me invitó para Juárez, porque iba a comprar supuestamente ropa. Y nos detienen. Traía droga en el carro, 17 kilos de marihuana. El lo arregla, paga 10 mil dólares y me dejó a mí con toda la bronca".

Nunca más supo de él. Ni quiere. En este tiempo, atrapada en un delito que asegura que no cometió, Claudia Varela va perdiendo la esperanza. En la cárcel ha conocido a otras chavas como ella, que claman ser inocentes y no tienen dinero para pagar a un buen abogado. Quiere justicia.

"Ya me adapté un poco, y tengo que pasar mi tiempo aquí. Ojalá un milagro me haga salir. Desgracidamente hay mucha corrupción y justos pagan por culpables", dice.

Lo más duro para Claudia es no ver a su papá, un tornero, y a su mamá, que trabaja en una guardería. También, a su hermana de 13 años y a su hijo. Todos viven en Torreón y trabajan duro para ahorrar para visitarla, al menos, dos veces al año.

En uno de los pasillos de la prisión, una interna delgada limpia con energía las botas negras de una custodio: Lily Rubio trabajó once años en las fábricas maquiladoras antes de ser guardiana y descubrir un mundo que nunca imaginó.

"He aprendido que de la noche a la mañana puedes estar aquí (encarcelada) y ni cuenta te das. He aprendido a valorar la vida y que todos los seres humanos merecemos una segunda oportunidad", me comenta Lily, de 33 años y mamá de un niño de 8.

"Yo digo que el 60 por ciento son inocentes", subraya la custodio.

Karla Soriano cumple condena de 8 años y tres meses por delitos contra la salud, es decir, narcotráfico. Lleva tres años en la prisión, desde junio de 2008. Desde que su vida cambió cuando fue a una fiesta en una casa:

"De repente, se escuchó un golpe en la puerta, entraron los soldados y nos detuvieron. Yo no sabía que en la casa había armas, cartuchos y drogas", explica la joven de 26 años.

"Tal vez estuve en el lugar equivocado, la hora equivocada, con la gente equivocada. Si de verdad las leyes estudiaran bien los casos de cada una que estamos aquí, yo creo que mucha gente no estaría encerrada", subraya, con sus ojos llenos de lágrimas.

Karla estudiaba enfermería en la Universidad Autónoma de Chihuahua, en el campus de Ciudad Juárez, y trabajaba como agente de bienes y raíces, vendiendo casas. Cuando se quedó embarazada a los 19 años de su novió con el que soñó casarse, él desapareció y ella decidió que no abortaría, que lo criaría con los valores éticos más fuertes para que fuera un hombre de bien. Su hijo tiene ahora 7 años.

En este tiempo, desde que comenzó la llamada guerra contra en narcotráfico del presidente de México Felipe Calderón, sus vecinos, amigos han sido asesinados o han huido.

"Mi colonia yo creo que esta vacía, es Infonavit Angel Trías", dice.

-¿Qué vas a hacer cuando salgas de prisión?, pregunto.

- Lo primero quiero hacerme cargo de mi hijo, ayudar a mi mamá porque ella está sola y está enferma. Quiero terminar mi carrera.

Es difícil hablar con Karla. Hemos interrumpido las conversación por varias ocasiones. Sólo quiere llorar pero a la vez, gritar que ella es inocente.

****FOTOS: Aquí puedes ver a Claudia Varela, y al fondo a su hijo, en una foto. La custodio Lily Rubio. Y Karina Soriano a la entrada de su celda, mientras esperan que las autoridades mexicanas les ofrezcan el apoyo legal que dan a los mexicanos condenados a pena de muerte en Estados Unidos y se haga justicia en sus casos.

 En estos días, el gobierno de México ha intensificado sus esfuerzos para detener la ejecución en Tejas del mexicano Humberto Leal (programada para el 7 de julio), que confesó el asesinato y violación de una adolescente. El estado estadounidense violó la ley internacional al no informar al reo de su derecho de contactar con el consulado mexicano para obtener ayuda legal.
 Publicado por Judith Torrea  en 19:07 1 comentarios 
viernes 10 de junio de 2011
De Luz María Dávila a Javier Sicilia, de una madre a un padre


Ella sonríe al verlo llegar a Juaritos. El la saluda, como un caballero, con respeto y admiración: en el Kilómetro 20 nada más bajar el puente y dejar a un lado una estatua de Benito Juárez.

Y saca un rosario. De color perla grisáceo.
Ella, bendijo sus perlitas hace seis meses, en el primer aniversario del asesinato de sus dos únicos hijos: José Luis Piña, de 16 años y Marcos, de 19.

Y hoy quiso que el poeta Javier Sicilia -que perdió a su hijo Juan Francisco, asesinado en marzo en Morelos junto con otras seis personas- lo tuviera. En su cuello. Y enfundado en él llegara -con la Caravana del consuelo, por la Paz con Justicia y Dignidad que partió hace siete días desde donde fue asesinado el hijo del poeta- a la colonia Villas de Salvárcar, donde 15 personas fueron masacradas en una fiesta estudiantil: donde ella perdió a sus hijos.

En el rosario está todo para Luz María Dávila. La fe de los que creen que la paz está en perdonar a los asesinos de sus hijos y que le acompaña para buscar justicia para que otros no mueran en esta llamada guerra contra el narcotráfico del presidente de México Felipe Calderón. Para que otros chavos, de la falta de oportunidades, no se conviertan en consumidores de drogas, en sicarios. Y otras familias sientan lo mismo: ese dolor que te desgarra y con el que sobrevives todos los días preguntándote por qué a ellos, por qué ahora.

Ya fueron casi 9 mil los caídos en Juaritos en cuatro años. Los padres para los que no existe ni un calificativo en ningún idioma para expresar qué eres cuando te asesinan a tus hijos. Y que esperan que nunca esta realidad se extienda tanto que se imponga este término y un día, de tanta cotidianidad, surja una nueva palabra, un americanismo, mexicanismo, un "juarensismo" en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española para definir a los padres a los que se les arrebata a sus hijos, como ya hay términos para los 10 mil niños sin sus padres (huérfanos) o a las mujeres con sus hombres en ataúdes (viudas).

Estamos ahí. Donde hubo sangre y cadáveres en la calles, luego ataúdes y ahora un parque creado por el plan Todos Somos Juárez que surgió del presidente Calderón por la presión social, tras haber culpabilizado a los mejores estudiantes y deportistas de esta colonia de trabajadores de las fábricas maquiladoras como miembros del crimen organizado y así justificar sus muertes todavía impunes.

Luz María Dávila llega a un escenario improvisado, intentándose desprenderse de esa timidez que ha convertido en lucha. Habla. Lee el texto que preparó con dos de sus hermanas. Antes pasaron otros gritos: la radiografía humana del dolor que sufre México.

Una madre sin sus dos hijos.
Un padre, sin su hijo.
Todos.
Y una manta. En ese escenario. Detrás de cada una de las personas que se avientan a lanzar sus testimonios del horror, y que dice: "Vivir en Juárez es resistir".
 Publicado por Judith Torrea  en 06:13 3 comentarios 
viernes 27 de mayo de 2011
En busca de las cenizas de Gina Hernández: asesinada



La señora Clemen Doria está a punto cremar a su hija: Georgina Hernández Doria asesinada a los 22 años de edad. Tras tres meses de desaparecida.

La edad y el nombre los sé por la camiseta que lleva con un dibujo de su pequeña y que me deslumbra tanto como su sonrisa y serenidad al verlas caminar, al conocerlas.

Estamos cruzando el puente fronterizo desde Ciudad Juárez a El Paso:
Yo para celebrar el cumpleaños de una de mis comadres juarenses, que se refugió en El Paso cuando sus niños vieron cómo asesinaban a dos vecinos.
Ella, para recoger las cenizas de su hija, acompañada de otra de sus hijas, Alejandra y su nieto. En el lado gringo de la frontera, en la ciudad más segura de Estados Unidos, es más fácil incinerar lo que queda del cadáver de una persona desaparecida que en Juárez: donde desde hace 18 años hay feminicidios.

Comenzamos a platicar de lo qué se siente al hallar a una hija desaparecida:

"Al encontrarla sentí tristeza y a la vez alegría al saber que la iba a tener conmigo, que ya la tienes contigo", me comenta la mamá de Gina.

Gina nació el 28 de enero de 1989 y fue asesinada el 19 de febrero de 2011, aunque sus familiares no la encontraron hasta tres meses después de su desaparición, el sábado 21 de mayo.

Ese día, Clemen fue, de nuevo, al Servicio Médico Forense (Semefo) a preguntar por su hija. En esos tres meses la había buscado por todos los rincones de Ciudad Juárez pero siempre regresaba aquel lugar, sin quererlo del todo porque deseaba encontrarla viva. Y de pronto, le enseñaron una foto, que estaba ahí perdida en los archivos: desde que encontraron su cadáver el mismo día que desapareció. Era Gina.

"La angustia (de la espera) fue tremenda, fue muy feo", explica sin derrumbarse. Y vuelve a jugar con su nieto, a reírse con Alejandra....

Cuando acaricia la foto de Gina, que lleva colgada en el cuello, y con la voz firme asegura que quién la mató no ha sido detenido. En una Ciudad Juárez donde el 97 por ciento de los crímenes permanecen impunes, según la Fiscalía General de (In) Justicia.

"Yo todo lo dejo a la justicia divina es la más bella y se va a encargar de todo eso, todo eso se paga.. y en manos de Dios".

¿De dónde saca la fuerza?, pregunto.

"La fuerza me la da mi Señor, siempre me la da, es él que me da fuerza, y tengo mucha ... y me fortalece y me da ánimos".

Clemen vende hamburguesas en un puestecito en la calle. Nació en Monterrey y desde hace 27 años vive en Juaritos. Está enfundada en una camiseta de color "porque a Gina le gustaba pintarse el pelo de rosa, era muy alegre": hasta que fue asesinada.
 Publicado por Judith Torrea  en 15:34 2 comentarios 
Entradas antiguas
Página principal
 Suscribirse a: Entradas (Atom)
Archivo del blog
▼  2011 (21)
▼  julio (4)
Dos semanas: sin rastro de Nancy Navarro (y una es...
Buscando a su hija, Nancy Navarro: de mamá a detec...
Desaparecida: Nancy Navarro, 18 años, sin noticias...
La maestra Miss Ana, liberada: de las autoridades ...
 ►  junio (2)
 ►  mayo (2)
 ►  marzo (2)
 ►  febrero (4)
 ►  enero (7)
 ►  2010 (78)
 ►  2009 (22)
Juárez militarizado
 
Patrullaje por las calles de Ciudad Juárez con el Ejército mexicano
Regreso a Ciudad Juárez
Hace 14 años Ciudad Juárez se convirtió en la culpable de que me enamorara profundamente de México. Hoy, mi corazón mexicano nacido en España, se resiste a dos palabras muy mexicanas. Se resiste a "ni modo". Este blog muestra mi amor con mucho dolor por Ciudad Juárez, golpeada una vez más: ahora por la llamada guerra contra el narcotráfico.
Conóceme
 Judith Torrea
Judith Torrea es una periodista especializada en narcotráfico, crimen organizado, pena de muerte, inmigración y política en la frontera de México con EE.UU, realidad que ha cubierto durante los últimos 14 años, 9 de ellos viviendo entre las dos fronteras. Y lo ha hecho para diversos medios estadounidenses (Univision Online, The Texas Obsever, Al Día-The Dallas Morning News), mexicanos (revistas Letras Libres y Emeequis ), peruanos (Etiqueta Negra) y europeos (agencia alemana DPA, El País, EFE, Le Monde Diplomatique, Expresso). En Tejas trabajó como reportera del Capitolio, siguiendo la política del entonces gobernador George W. Bush. En 1998 se convirtió en la primera periodista española en asistir a la ceremonia de la pena de muerte en Estados Unidos (“Muerte en directo”, Crónica. El Mundo). Formó parte del reducido grupo de prensa que cubre diariamente la política del alcalde de Nueva York Michael Bloomberg siendo la única periodista latina en Room 9, City Hall. Ha ganado diversos premios de periodismo en Estados Unidos, Francia y España, entre ellos el Premio Ortega y Gasset 2010 de periodismo digital por su blog: Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico.
Ver todo mi perfil
Artículos
Letras Libres, México
El País, Madrid
El Mundo, Madrid
The Texas Observer, Austin
El País, Madrid
Lectores
[*/quote*]

http://juarezenlasombra.blogspot.com/
Title: http://juarezenlasombra.blogspot.com/
Post by: Carmalion on August 01, 2011, 03:35:57 AM
http://juarezenlasombra.blogspot.com/
Title: Re: Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico
Post by: Julian on May 03, 2013, 07:38:50 PM
push